fbpx

Accidente en el abismo

¡Comparte esta leyenda en tus redes sociales!

Accidente en el abismo

Accidente en el abismo narra una lamentable historia ocurrida entre las ciudades de Cuenca y Loja; en medio de la Sierra Ecuatoriana, la carretera que une estos dos puntos se encuentra entre montañas y grandes abismos.

Accidente en el abismo

Un matrimonio con su hijo avanzaban con cautela en el coche. Como de costumbre, era una noche con mucha niebla y por lo tanto era un viaje muy peligroso.

Regresaban de un viaje en la montaña y se dirigían a su casa por la carretera, poco transitada dada la hora de la noche. De pronto se les apareció una mujer en medio de la carretera con el cuello y la ropa llenos de sangre gritando para que por favor se detengan.

La familia paró y el marido se bajó del coche. Entonces habló con la mujer que, muy alterada y llorando, le dijo que habían tenido un accidente y que se habían caído con el coche por el barranco.

La mujer le rogó que la ayudara, que tenía un bebé y se había quedado atrapado entre los hierros del coche, que por favor bajara y lo sacara de allí.

El hombre cogió una soga, la amarró a la defensa del auto y se puso a bajar por el barranco.

Al rato subió muy nervioso con el bebé en brazos y le preguntó a su esposa dónde estaba la mujer. Esta le respondió que se había sentado en una piedra grande que había allí en la carretera, pero cuando miraron ya no estaba.

Entonces el hombre se metió rápidamente en el coche con el bebé y le dijo a su mujer que hiciera lo mismo. Arrancó el coche y se fueron.

Su mujer, muy enfadada, le preguntó que por qué se iba con el bebé, que por qué no habían buscado a la mujer, el marido le dijo que se tranquilizara y que cuando llegaran a su casa le contaría.

Cuando llegaron, la mujer le pidió explicaciones a su marido. Este le contestó que cuando bajó y cogió al bebé vio a la mujer muerta, el accidente había sido brutal y su cuerpo estaba cubierto de sangre y el cinturón de seguridad enredado a su cuello.

El espíritu de la mujer era el que le había pedido ayuda para que salvaran a su hijo.

Datos Interesantes

Lastimosamente la vía Cuenca – Loja es testigo de innumerables accidentes de tránsito, deslizamientos de tierra, densa neblina y curvas peligrosas pueden ser una combinación mortal.

¿Te Gustó ésta leyenda? Te invitamos a leer: El hada de Santa Ana.

¡Comparte esta leyenda en tus redes sociales!

error: El contenido está protegido
Ir arriba