fbpx

La cascada de la Virgen

¡Comparte esta leyenda en tus redes sociales!

Leyenda de la cascada de la Virgen

Según cuenta la leyenda, pobladores y arrieros, al pasar la cascada de la Virgen, en Baños, un Ángel aparecía para darles fuerza y voluntad y, así llegar a su destino. Hoy es un centro de culto religioso muy sagrado para esta comunidad. Su construcción tiene una altura de 50 metros, donde se puede observar la caída de agua dando la apariencia de “El Manto de la Virgen”

Leyenda del Santuario de la Virgen de Baños

La cascada de la Virgen

La historia nos cuenta que una noche el joven sacristán de la iglesia de Baños vio a una pequeña imagen de la Virgen sostenerse y agitarse en el aire, acompañada por dos bellos jóvenes, bajando los pies a un puro manantial que brotaba de la montaña.

Como este acontecimiento se repitió por varias ocasiones, el párroco y los fieles se reunieron en la pequeña capillita para pedir a la Virgen que les manifieste las intenciones que tenía al mostrar esa visión.

La noche siguiente, la Virgen se le apareció al sacerdote, pidiéndole la construcción de una capilla, junto al manantial, prometiendo la curación de todos los enfermos que se bañaran en las aguas.

La obra fue llevada a cabo con mucho esfuerzo, y cuando se iba a trasladar la imagen al nuevo templo, el párroco y los fieles descubrieron con horror que ésta había desaparecido.

Tiempo después, llegó a la plaza del pueblo una mula cargada con un cajón. Nadie sabía de dónde había llegado el animal, ni para quién era el misterioso encargo.

Al no tener destinatario, el cajón fue entregado al párroco que decidió abrirlo en presencia de varios testigos. Estupefactos descubrieron dentro del cajón una bella escultura de la Virgen, que es la que hoy se venera en el santuario de Baños.
Desde aquel momento comenzó la fama de “Nuestra Señora del Rosario de Agua Santa de Baños”.

Datos Interesantes

La construcción del santuario comenzó en el año de 1904 y concluyó en 1944.

En el interior del Santuario de la Virgen de Baños de Aguasanta, existe una colección de murales que representan muchos de los milagros atribuidos a la virgen, patrona de la ciudad.

Hasta el día de hoy es una costumbre muy popular entre el pueblo católico del Ecuador llevar sus autos a ser bendecidos por el sacerdote en este santuario.

¿Te Gustó ésta leyenda? Te invitamos a leer: El hada del cerro de Santa Ana.

¡Comparte esta leyenda en tus redes sociales!

error: El contenido está protegido
Ir arriba